Método Doman: cómo mantener la atención del niño

Método Doman: cómo mantener la atención del niño

Si estás haciendo alguno de los programas del Método Doman con tu hijo y éste ya puede desplazarse de forma autónoma, es probable que sientas que poco a poco vas perdiendo su atención cuando le presentas los bits.

Si estás haciendo alguno de los programas del Método Doman con tu hijo y éste ya puede desplazarse de forma autónoma, porque sepa arrastrarse, gatear o caminar, es probable que sientas que poco a poco vas perdiendo su atención cuando le presentas los bits.

Ya hemos hablado sobre la diferencia entre la concentración de un adulto y la de un niño y como, a veces, parece que el niño no atiende cuando sí lo hace. Si a esto le añadimos un niño activo, al que le gusta el movimiento y que ya puede desplazarse sólo, el cóctel puede ser desesperanzador para los padres.

Recordemos que el propio Glenn Doman insiste en que lo importante no es seguir el método, sino divertirse y exponer al niño a cuanta más información mejor. El cómo importa más bien poco. Mi hijo mayor ya tenía dos años cuando comenzamos a hacer Doman así que me tocó inventar muchas variaciones. Aquí os dejo algunas ideas:

1) Añadir palabras que llamen su atención, como “caca”, “pedo” o “supercalifragilísticoespialidoso” (la cosa escatológica viene muy bien aquí y sus gustos televisivos o cinematográficos, también).

2) Enséñale los bits durante el baño. ¡Cuando el niño esté en la bañera no podrá escapar!

3) Pega los bits en la pared del pasillo, coge al niño en brazos y ve caminando por el pasillo mientras lees cada palabra.

4) Pega cada palabra junto al objeto correspondiente. Por ejemplo, la palabra “nevera” en la puerta de la nevera; la palabra “mesa” pegada a la mesa”, etc.

5) Haz bits con los nombres de los alimentos y enséñale la palabra de lo que vais a comer a continuación.

6) Juega a emparejar la imagen del BOI (Bit Of Intelligence, del programa de inteligencia) con el bit de lectura (la palabra).

7) Pon varios bits de lectura en el suelo y pídele que salte encima de la palabra que tú digas.

8) Pasa rápido a la fase de los libros y hazlos personalizados.

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies