Método Doman: consejos a las madres

Método Doman: consejos a las madres

Tanto si aplicas un sólo programa como si aplicas varios, tanto si tienes un hijo como si tienes más de uno, tanto si tienes un programa consistente como si tienes uno relajado, hay varias cosas que DEBES hacer necesariamente para que lo que haces sea un ÉXITO (en otra ocasión hablaremos sobre el concepto de «éxito»): Lo primero que debes hacer es conseguir la complicidad o, al menos, el respeto, de tu gente más cercana (normalmente se tratará del marido, los abuelos, los hermanos y/o los amigos íntimos). De los maestros (en caso de niños escolarizados) también podríamos hablar pero, en general, son misión imposible… Lo segundo que debes hacer es organizarte: organizar tus horas, tus días y tus semanas para poder aplicar el método correctamente. Decidir qué programas prefieres hacer y cómo. Organizar el material y el tiempo. Pero, para esto, debes tener tu vida y tu casa ordenadas. …

Tanto si aplicas un sólo programa como si aplicas varios, tanto si tienes un hijo como si tienes más de uno, tanto si tienes un programa consistente como si tienes uno relajado, hay varias cosas que DEBES hacer necesariamente para que lo que haces sea un ÉXITO (en otra ocasión hablaremos sobre el concepto de «éxito»):

Lo primero que debes hacer es conseguir la complicidad o, al menos, el respeto, de tu gente más cercana (normalmente se tratará del marido, los abuelos, los hermanos y/o los amigos íntimos). De los maestros (en caso de niños escolarizados) también podríamos hablar pero, en general, son misión imposible…

Lo segundo que debes hacer es organizarte: organizar tus horas, tus días y tus semanas para poder aplicar el método correctamente. Decidir qué programas prefieres hacer y cómo. Organizar el material y el tiempo. Pero, para esto, debes tener tu vida y tu casa ordenadas. Si lees inglés, por favor, entra en esta página, puede ayudarte a salvarte del caos doméstico:

http://flylady.net/

Pero, por encima de todo esto, lo más importante, lo único que es ciertamente imprescindible, es que DESCANSES lo suficiente. Es algo que la gente de los Institutos no se cansa de repetir. Debes descansar para reponer fuerzas, para mantener tu mente fresca y activa, para estar de buen humor. Nunca, nunca, te quites horas -ni siquiera minutos- de sueño y/o descanso por preparar más bits o porque leíste con tu hijo más rato de la cuenta y no te dio tiempo de pasar la mopa.

Define tus prioridades: el descanso -y la salud- lo primero.

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies