Por fin empieza el cole (¡Ahora lo entiendo!)

Por fin empieza el cole (¡Ahora lo entiendo!)

Por fin he entendido esa expresión de alivio de algunos padres cuando se acerca el inicio del curso.

Por fin he entendido esa expresión de alivio de algunos padres cuando se acerca el inicio del curso.

Digamos que antes tenía prejuicios, o que me creí aquello de “piensa mal y acertarás”. Cuando oía a alguien decir con alivia y alegría “¡por fin empieza el cole!” inmediatamente pensaba: ¿¿es que esta gente no soporta a sus hijos??

Vi un meme el otro día -no recuerdo dónde, y no lo guardé- que decía algo así como: “nunca llegará el momento en tu vida en que te arrepientas de haber pasado demasiado tiempo con tus hijos“.

Pero la semana pasada pasó una cosa.

Damián se fue de vacaciones con mi madre y va a estar fuera durante dos semanas. Es la primera vez que nos separamos durante tanto tiempo. Cuando llegué a casa, ya sin él, sentí una especie de alivio, una tranquilidad de saber que no tenía que preocuparme por él. Aunque ya tiene 12 años, siempre ha sido muy independiente y me da poco trabajo y ningún problema, yo siempre estoy en modo alerta. Por si acaso. Supongo que es el chip de madre. Supongo que eso es lo que sienten muchas madres en septiembre. No es alivio por perder de vista a sus hijos unas horas al día. Es disponer de unas horas en las que ya no van a estar con esa tensión permanente que, según parece, traemos de fábrica las madres.

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies