Objeciones al homeschooling (I)

Objeciones al homeschooling (I)

26/01/2011

A veces siento que nos pasamos la vida dando explicaciones. O, al menos, que los otros se pasan la vida pidiéndolas. Hay gente que pregunta con verdadero interés, algunos incluso con un poco de envidia. Pero hay otros que son unos toca cojones, con perdón de la expresión. Inciso: ahora que me fijo, “toca cojones” comparte iniciales con cierto tribunal que no me cae muy bien por falta de profesionalidad y de rigor jurídico… Fin del inciso. Total, a lo que iba, que a algunas personas sólo se les ocure preguntarte si educas en casa porque crees que tú, que eres una simple _____________(pongan aquí la profesión o los estudios de la madre homeschooler, en mi caso soy “una simple licenciada en Derecho”) puedes enseñarle mejor que los profesores, que son profesionales de la cosa. A todos ellos podría dedicarles un par de artículos, o una colección completa. Pero no …

A veces siento que nos pasamos la vida dando explicaciones. O, al menos, que los otros se pasan la vida pidiéndolas. Hay gente que pregunta con verdadero interés, algunos incluso con un poco de envidia. Pero hay otros que son unos toca cojones, con perdón de la expresión.
Inciso: ahora que me fijo, “toca cojones” comparte iniciales con cierto tribunal que no me cae muy bien por falta de profesionalidad y de rigor jurídico… Fin del inciso.
Total, a lo que iba, que a algunas personas sólo se les ocure preguntarte si educas en casa porque crees que tú, que eres una simple _____________(pongan aquí la profesión o los estudios de la madre homeschooler, en mi caso soy “una simple licenciada en Derecho”) puedes enseñarle mejor que los profesores, que son profesionales de la cosa.
A todos ellos podría dedicarles un par de artículos, o una colección completa. Pero no estoy segura de que el esfuerzo valga la pena, así que sólo les dedicaré esta viñeta, que habla por si sola:
Nunca tengas miedo de probar algo nuevo. 
Recuerda: unos amateurs construyeron el arca. Unos profesionales construyeron el Titanic.

5 Comentarios

  1. Gracias Lau, me he reído de lo lindo. Con tu permiso lo voy a compartir en el FB de CS ¿puedo?

    Cariños mil,

  2. Comparte, Ipe, comparte 😉

    Como dije, la viñeta habla por si sola, no hacen falta más explicaciones.

  3. Querida Laura, yo pregunto con curiosidad y mucha mucha envidia. Llevo a los nenes al cole y a la guarde y el resto del tiempo trato de compensar lo que rompe la escuela. Mis niños son muy inquietos (sé que todos lo son, pero la profe dice MUY MUY MUY inquietos). Yo tengo mucho amor, mucho esfuerzo, pero la paciencia justa para las horas libres. De corazón que os envidio con todo mi cariño, quisiera tener un carácter más tranquilo y menos perfeccionista para educar a mis hijos en casa. Sé que capacidad la hay cuando se está motivado. Os mando muchos besos. http://creamomentos.blogspot.com/ María.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X