Odio la escuela

Odio la escuela

25/08/2014

El otro día dije en Facebook que había visto en una librería infantil el peor libro del mundo. Nadie acertó el título, no sé si porque no conocían el libro o si porque no les parece tan horroroso como me pareció a mi. La verdad es que el título llamó mi atención, como pueden comprender, y fui a abrirlo para ver el contenido. Consiste en un recopilatorio de las quejas de una niña que odia la escuela, con exageraciones, seres fantásticos y un tono un poco gore. Para que se hagan una idea: el director tiene una guillotina sobre su mesa (y una exposición de cabezas cortadas) y el profesor de gimnasia cuelga a sus alumnos en una horca. Investigué por internet y leí que la intención del libro es otorgar una perspectiva al problema del bullying y ayudar a aceptar la realidad. Por eso, la conclusión de la niña …

El otro día dije en Facebook que había visto en una librería infantil el peor libro del mundo. Nadie acertó el título, no sé si porque no conocían el libro o si porque no les parece tan horroroso como me pareció a mi.
La verdad es que el título llamó mi atención, como pueden comprender, y fui a abrirlo para ver el contenido. Consiste en un recopilatorio de las quejas de una niña que odia la escuela, con exageraciones, seres fantásticos y un tono un poco gore. Para que se hagan una idea: el director tiene una guillotina sobre su mesa (y una exposición de cabezas cortadas) y el profesor de gimnasia cuelga a sus alumnos en una horca.
Investigué por internet y leí que la intención del libro es otorgar una perspectiva al problema del bullying y ayudar a aceptar la realidad. Por eso, la conclusión de la niña al final de libro es que, a pesar de lo mucho que odia su horrible escuela, la echa mucho de menos y desea que se acaben pronto las vacaciones.
Quizás pretenden inculcar el humor negro en los niños; quizás pretenden enseñarles que deben resignarse porque esto es lo que hay. Como en otros ámbitos, siempre que nos hacen creer que la agresión que sufrimos es por nuestro propio bien, tendemos a aceptarlo por simple supervivencia y es fácil acabar creyendo esa mentira.
En una maravillosa sincronía, poco antes de descubrir este libro escribí: “algunos piensan que el colegio no estaba tan mal. En realidad, tienen síndrome de Estocolmo”. 

1 Comentarios

  1. Exacto. Hay una gran tendencia de "resignación".
    Ahora con nuestra "incorporación" al sistema lo estoy escuchando muchas veces cuando digo ¿Tienen que hacer esto y esto y esto de verdad? y la gente dice: sí, es así, es normal…..
    Y yo me pregunto ¿Es normal?
    ¿Es normal que el profe te insulta?
    Según algunos, sí, te hace más duro
    ¿Es normal coger piojos?
    Según algunos, sí, dicen que forma parte de ser niño
    ¿Es normal hacer deberes que nadie mira?
    Según algunos, sí, te entrena para hacer trabajos inútiles en el trabajo
    ¿Es normal hacer horas y horas de trabajo después de la jornada escolar?
    Según algunos, sí, te entrena para hacer horas extras para tu jefe
    etc… etc…
    Y yo pienso ¿Realmente es posible acabar de ver estas cosas como "normales"? Yo no lo entiendo. Llevo unos meses con los pelos de punta y no hay manera de ver la "normalidad" ni la "utilidad" ni el "beneficio" de muchas cosas………………

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Aviso legal

Los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Laura Mascaró Rotger como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la gestión del alta a esta suscripción: boletín semanal gratuito con información, artículos, eventos y cursos.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de servicios de marketing por correo electrónico) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada fuera de la UE, pero acogidos al convenio de seguridad: escudo de privacidad “ Privacy Shield" entre UE y EEUU, garantizando la empresa de Mailchimp unos niveles de seguridad adecuados. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@lauramascaro.com así como el derecho a presentar una reclamación ante la autoridad competente.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.lauramascaro.com.

X