10 tips para viajar en avión con niños

10 tips para viajar en avión con niños

Viajo a menudo con mi hijo y creo que nunca me acostumbraré a ser testigo de tantas escenas desagradables entre padres e hijos en los aeropuertos y en los aviones. Los padres a menudo olvidan que un viaje es, esencialmente, un transtorno. La sensación de estar en tránsito no es agradable para los niños, no saben qué pueden esperar de esta situación y, por tanto, no saben cómo deben comportarse. Las normas de seguridad pueden ser asfixiantes para los adultos, más aún para los pequeños y, sobre todo, si a ellas añadimos la inquietud y el nerviosismo de los padres. Os dejo diez sencillo consejos que os harán más fácil el viaje con niños. 1.- Los preparativos son fundamentales. Es importante tener claros los horarios, las rutas, las normas de los aeropuertos y aviones, etc. Y conviene implicar a los niños en estos preparativos en la medida de lo posible …

Viajo a menudo con mi hijo y creo que nunca me acostumbraré a ser testigo de tantas escenas desagradables entre padres e hijos en los aeropuertos y en los aviones. Los padres a menudo olvidan que un viaje es, esencialmente, un transtorno. La sensación de estar en tránsito no es agradable para los niños, no saben qué pueden esperar de esta situación y, por tanto, no saben cómo deben comportarse.

Las normas de seguridad pueden ser asfixiantes para los adultos, más aún para los pequeños y, sobre todo, si a ellas añadimos la inquietud y el nerviosismo de los padres.
Os dejo diez sencillo consejos que os harán más fácil el viaje con niños.
1.- Los preparativos son fundamentales. Es importante tener claros los horarios, las rutas, las normas de los aeropuertos y aviones, etc. Y conviene implicar a los niños en estos preparativos en la medida de lo posible y dependiendo de su edad.
2.- Explícaselo, pero no con demasiada antelación. A veces, cometemos el error de creer que debemos preparar a los niños con tiempo, para que se hagan a la idea de los cambios que se avecinan. Pero no debemos olvidar que el tiempo transcurre de otro modo para los niños. Si durante tres semanas le estamos hablando de un viaje que haremos, al niño se le puede hacer eterna la espera y puede tener la sensación de que lo estamos engañando, puesto que le hablamos de algo que, en realidad, no llega a suceder.
3.- Anota los teléfonos importantes en un papel, por si te quedas sin móvil.

Tienda Tarkus Kids





4.- El equipaje debe ser ligero, pero suficiente. No lleves cosas suplerfluas, pero lleva todo lo que vayas a necesitar. Haz una lista y revísala un par de veces antes de salir de casa. Sobre todo, ¡no olvides vuestra documentación!

5.- Facturar el equipaje puede ser una buena opción para ir más descargado por el aeropuerto. Sin embargo, ten en cuenta que el tiempo de espera para la recogida de equipajes suele ser superior a 10-15 minutos. Si crees que el niño estará demasiado cansado y/o inquieto como para esperar durante ese tiempo, quizás deberías llevar el equipaje contigo.

6.- Lleva cosas para entreteneros, sobre todo si el vuelo es largo. Lo más práctico es llevar, al menos, una libreta y un boli, porque da mucho juego: podríes escribir, dibujar, jugar a 3 en raya, etc.
7.- Agua. Lleva  una botella de agua. ¡La hidratación es importante! Si viajas con niños, te dejarán pasar el control de seguridad con una botella pequeña de agua y, si no, siempre tienes la opción de comprarla una vez lo hayáis pasado.
8.- Llévalo al baño antes de subir al avión. Recuerda que durante el despegue los pasajeros no pueden levantarse de sus asientos.

9.- ¿Y si tiene miedo? Tú conoces mejor que nadie a tu hijo y, por tanto, nadie mejor que tú sabe qué palabras lo van a  reconfortar. Algunos niños no quieren oir que “no pasa nada” porque para ellos sí está pasando algo y necesitan una explicación. Para otros, es suficiente con que su madre les de la mano. Y, para todos, es importante ver a los adultos que los aocmpañan relajados.
10.- Si pregunta por la seguridad en los aviones, enséñale el folleto informativo y complementa las explicaciones de la azafata. Pero, si no pregunta, no le des información que no necesita.

2 Comentarios

  1. A mí me resulta especialmente chocante la escena que se produce en el tiempo de espera (ya sea en aeropuerto, médico, autobús etc.) Padres esperando con la mirada perdida en el infinito y el niño o niña con la premisa "estate quieto". ¿Cómo se le puede pedir eso a un niño? Hay que entretenerle, hacer que al menos su mente esté ocupada en algo. Es un momento buenísimo para conversar con ellos, para preguntarles qué les parece todo esto que están viendo, para inventarse historias, para bromear…

  2. Que controlen a sus niños, luego juegan con los asientos, y no se siente incómodo en el viaje y ni modo que lo regañes.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X