A jugar con Estivill

A jugar con Estivill

He invertido 8 euros en un libro de Estivill. Lo considero una inversión porque me dará mucho material para este blog. Es un libro que da mucho juego, nunca mejor dicho. Lo he comprado en versión original, o sea, en catalán, así que las traducciones que haga aquí serán totalmente libres. El título habla por si solo: “¡A jugar!”. Los expertos en PNL tendrían algo que decir aquí (Eli, quedas especialmente invitada a comentar…). Al parecer, cada capítulo comienza con una cita, y la de la Introducción es ésta: Los besos nacieron para malgastarse De nuevo, si sabéis algo de PNL probablemente os habréis escandalizado. “Malgastar” no es una palabra que yo usaría en la misma frase que “besos”, especialmente si me estoy refiriendo a los niños. En el prólogo explica de qué va el libro. Primero se autoconfiere autoridad asegurando que lo que está ofreciendo son “conocimientos científicos” para …

He invertido 8 euros en un libro de Estivill. Lo considero una inversión porque me dará mucho material para este blog. Es un libro que da mucho juego, nunca mejor dicho. Lo he comprado en versión original, o sea, en catalán, así que las traducciones que haga aquí serán totalmente libres.

El título habla por si solo: “¡A jugar!”. Los expertos en PNL tendrían algo que decir aquí (Eli, quedas especialmente invitada a comentar…). Al parecer, cada capítulo comienza con una cita, y la de la Introducción es ésta:

Los besos nacieron para malgastarse


De nuevo, si sabéis algo de PNL probablemente os habréis escandalizado. “Malgastar” no es una palabra que yo usaría en la misma frase que “besos”, especialmente si me estoy refiriendo a los niños.

En el prólogo explica de qué va el libro. Primero se autoconfiere autoridad asegurando que lo que está ofreciendo son “conocimientos científicos” para guiar a los padres en la tarea de transmitir “buenos hábitos” a través del juego. Es decir, el libro explica juegos a los que debes obligar a tu hijo a jugar si quieres transmitirle determinados valores e inculcarle determinados hábitos. Eso sí, recalca que el niño “necesita coherencia” por parte de los padres, algo que en el libro brilla por su ausencia… Es, cuanto menos, curioso.

Hay un párrafo que me inquieta especialmente. Dice:

“Los hábitos se inculcan a través de la repetición y es muy fácil perder todo lo que se ha ganado si comenzamos a hacer excepciones. En muchos casos tendremos que volver a comenzar de nuevo y todo el esfuerzo educativo habrá sido en vano.”
Wow. Ahora podría escribir unas veinticinco páginas desmenuzando este único párrafo. ¡Y todavía estamos en el prólogo!

En primer lugar, el término “inculcar” me suena algo castrense, no lo aplicaría ni a los niños ni a los hábitos. En mi opinión, y por mi experiencia, los hábitos ni se inculcan ni se enseñan, sino que se aprenden mediante el ejemplo y la experiencia. Simplemente. Pero parece que a algunos les gusta complicarse la vida. Qué se le va a hacer.

El prólogo nos deleita con otras perlas, como la idea de que los padres “deben mostrar siempre una actitud segura y confiada” y que no debe haber “criterios diferentes entre los progenitores”. Por supuesto, los juegos propuestos en el libro se rigen por un “criterio que ayudará a los padres a educar sin esfuerzo y a los niños a asimilar unos hábitos y valores de manera divertida y natural.” Sobretodo natural, creo. Menos mal que hemos tenido la gran dicha de toparnos con la obra de este científico poseedor de la verdad y de recto criterio. Ahora sabemos que, por el bien de nuestros hijos, debemos aparentar ser supermadres y superpadres, muy seguros y confiados. Ah, y sin personalidad propia, porque el padre y la madre han de ir a una, porque si no el niño “se confundiría”, podría llegar a creer que existen personalidades subjetivas, que somos individuos, cada uno diferente. ¡Menuda confusión!

El final del prólogo me lo reservo para otro día, porque todavía no lo he digerido del todo.

5 Comentarios

  1. Lau, Déjame digerir tu primera entrada sobre Estivill jajaja. El párrafo sobre la repetición no tiene desperdicio, por lo menos me hiciste reir con tus comentarios. No me pierdo las siguientes entradas y gracias por lo que haces, espero que muchos padres te puedan leer y sacar sus conclusiones.
    Eli

  2. Los libros que escribe este sujeto son muy particulares: pueden aplicarse también en perros, gatos, caballos y cualquiero animal que se desee domesticar… menos a niños!!!

    Juega!!

  3. Pobres niños, hasta ahora se veían obligados a aprender a dormir, a comer, a controlar esfínteres…pero a partir de ahora, además tienen que aprender a jugar, que era lo único que aún les quedaba espontáneo y divertido.!!!Qué veterinario adiestrador y domesticador se ha perdido el mundo!!! Yo me pregunto qué es lo que hacían hasta ahora los niños del mundo si no sabían jugar…

  4. Sin medias tintas quiero gritarle al mundo que ODIO a Estivill!!!!
    Y sí, lo odio con todo mi ser y no me perdono a mi misma haber probado su horrendo “método” para que un niño duerma.
    Lo probamos dos días. Muchos amigos lo habían usado (y supuestamente era buenisimo) estabamos agotados( no es excusa, Oli dormía en otra habitación), y en esos dos días, mi hija que eraa pura sonrisa, la perdió.
    Y tardó varios días en recuperarla…y su papá y yo no podemos creer lo que hicimos. Fueron días en los que silencié mi instinto, mi amor, y todo lo que en mi interior me decía que NO!!
    El segundo día a la siesta, mandamos todo a la mierda (donde siempre debió estar) y llorando abrazamos a Olivia y no paramos de pedirle disculpas.
    Nunca nadie debe darle ni una ojada a ese libro, y menos si está cansado y alterado por no dormir. Hay muchos otros libros que si respetan a los bebés y al amor.
    Este sobre el Juego es lo que nos faltaba!!Una cargada!

  5. Yo no sabia que este “doctor” era tan versatil, de neurologo pasa a dar consejos de como criar niños,
    eso como en que dendrita se almacena?, habra descubierto los secretos de la piamadre?.
    Lo primero que deberian saber los padres es que no es pediatra, ni especialista en medicina infantil, escribio un libro con frases hechas y un metodo copiado (del que se pretende apropiar el credito) y como extrategia de maketing el chiste y la mofa de situacion, no tiene autoridad academica ni mucho menos moral.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X

Los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Laura Mascaró Rotger como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la gestión del alta a esta suscripción: boletín semanal gratuito con información, artículos, eventos y cursos.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de servicios de marketing por correo electrónico) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada fuera de la UE, pero acogidos al convenio de seguridad: escudo de privacidad “ Privacy Shield" entre UE y EEUU, garantizando la empresa de Mailchimp unos niveles de seguridad adecuados. Ver política de privacidad de Mailchimp.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@lauramascaro.com así como el derecho a presentar una reclamación ante la autoridad competente.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.lauramascaro.com.