La Luna Azul

La Luna Azul

02/03/2012

En el País de los Pitufos, durante las noches de Luna Azul, la cigüeña deposita un bebé pitufo en el poblado para que la comunidad lo cuide. En una sociedad en la que cada uno conoce y asume su función, el bebé obtiene todos los cuidados que necesita. Incluso el Pitufo Gruñón acaba por colaborar y por disfrutar de la presencia del bebé. Cuando, en una ocasión, la cigüeña volvió con una carta en la que se indicaba que se había cometido un error y que debían enviar al bebé pitufo de vuelta, los pitufos se rebelaron porque, como expuso Pitufina en su carta de queja, “arrebatar a un bebé de una familia que ya lo ama es malvado, perverso y horrible”. En el mundo de los humanos, en cambio, las cosas son harto distintas. Leí que, en Cataluña, el 0,6 % de losmenores adoptados son devueltos por las familias a las …

En el País de los Pitufos, durante las noches de Luna Azul, la cigüeña deposita un bebé pitufo en el poblado para que la comunidad lo cuide. En una sociedad en la que cada uno conoce y asume su función, el bebé obtiene todos los cuidados que necesita. Incluso el Pitufo Gruñón acaba por colaborar y por disfrutar de la presencia del bebé.
Cuando, en una ocasión, la cigüeña volvió con una carta en la que se indicaba que se había cometido un error y que debían enviar al bebé pitufo de vuelta, los pitufos se rebelaron porque, como expuso Pitufina en su carta de queja, “arrebatar a un bebé de una familia que ya lo ama es malvado, perverso y horrible”.
En el mundo de los humanos, en cambio, las cosas son harto distintas. Leí que, en Cataluña, el 0,6 % de losmenores adoptados son devueltos por las familias a las instituciones. Este porcentaje se traduce en un total de 72 niños devueltos durante los últimos diez años. La mayoría de ellos eran mayores de diez años y/o extranjeros.
Este dato ha llevado a la Generalitat a tomar la decisión de modificar los criterios a tener en cuenta para otorgar la idoneidad a las familias que quieren adoptar. “Si una persona elige adoptar debe ser consciente de que su decisión es muy importante y de que su hijo será como uno biológico“, dijo el Conseller.
Ahora bien, si de los más de siete mil niños que actualmente están bajo la tutela de la Generalitat sólo 72 provienen de familias adoptivas, eso significa que unos siete mil provienen de sus familias biológicas. Siete mil frente a setenta y dos. Y a la Generalitat sólo se le ocurre endurecer los requisitos para adoptar. Los padres adoptivos suelen ser mucho más conscientes de lo que su decisión implica que muchos de los padres biológicos que se quedan con sus hijos aunque no los cuiden como es debido, o que los tuvieron sin desearlos, sólo porque “vinieron” o porque era “lo que tocaba”.
Éste es el reflejo de una sociedad que ha crecido con el convencimiento de que los propias acciones no tienen consecuencias o que, si las tienen, siempre nos quedará el Papá Estado para hacerse cargo de nuestros embrollos. Es fácil quejarse de los adolescentes que tenemos y no reflexionar sobre la educación que les hemos dado. ¿Qué tipo de crianza habrán dado a sus hijos esos padres que, cuando llega la adolescencia, no son capaces de seguir conviviendo con ellos y deciden dárselos al Estado para que se haga cargo de ellos?

En el mundo de los humanos no tenemos claro cuáles son nuestras funciones. Hemos creado una sociedad en la que no caben los niños y, por eso, muchos padres se ven sobrepasados por la necesidad de coordinar sus responsabilidades laborales con las familiares. Y la única “ayuda” que nos da el Estado consiste en construir centros de menores y escuelas en los que recluir a nuestros hijos cuando nos veamos incapaces de seguir cuidando de ellos como es debido.


1 Comentarios

  1. Preciosa historia Laura. Tristemente es muy cierto, que la única conclusióna a la que legue el Estado es edurecer y hacer más dificl el camino a las familias que desean adoptar. La base, no se cuida, se debe tratar mejor el desamparo, los malostratos y la neglicencia, detectandolos cuando es real. Y sobretodo, respetar a los niños, sus opiniones, y sentimientos. Y si, yo lo pienso hace tiempo, estamos en un mundo en el que no caben los niños; incluso te encuentras con miradas extrañadas cuando ven a un niño en la calle a media mañana. Estamos en una sociedad sin vitalidad, con la excusa hipócrita de la "productividad", aplastamos lo que es más valioso!!
    Gema http://www.criaryjugar.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Aviso legal

Los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Laura Mascaró Rotger como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la gestión del alta a esta suscripción: boletín semanal gratuito con información, artículos, eventos y cursos.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de servicios de marketing por correo electrónico) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada fuera de la UE, pero acogidos al convenio de seguridad: escudo de privacidad “ Privacy Shield" entre UE y EEUU, garantizando la empresa de Mailchimp unos niveles de seguridad adecuados. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@lauramascaro.com así como el derecho a presentar una reclamación ante la autoridad competente.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.lauramascaro.com.

X