Su primer puesto callejero

Su primer puesto callejero

Parece ser que a la mayoría de los niños, al llegar a cierta edad, les gusta montar puestos callejeros para vender los juguetes que ya no usan. Damián decidió hacerlo ayer, así que cogió una caja de cartón, seleccionó los juguetes que eran susceptibles de ser vendidos y les puso precio: entre 5 y 20 céntimos de euro.   Tuvo que aprender a devolver el cambio, por si alguien no le pagaba con el dinero justo. Estuvimos pracitcando con monedas y escribiendo los números en un papel. (Traducción para los que tenéis la mente escolarizada: esto fue una “clase” de matemáticas en domingo). Más o menos le quedó claro, pero decidió llevarse un silbato a su puesto callejero por si necesitaba mi ayuda.     Lo que no tuvo en cuenta es que en invierno no pasa gente por nuestra calle. sólo hay seis casas habitadas, así que imaginad el …

Parece ser que a la mayoría de los niños, al llegar a cierta edad, les gusta montar puestos callejeros para vender los juguetes que ya no usan. Damián decidió hacerlo ayer, así que cogió una caja de cartón, seleccionó los juguetes que eran susceptibles de ser vendidos y les puso precio: entre 5 y 20 céntimos de euro.
 
Tuvo que aprender a devolver el cambio, por si alguien no le pagaba con el dinero justo. Estuvimos pracitcando con monedas y escribiendo los números en un papel. (Traducción para los que tenéis la mente escolarizada: esto fue una “clase” de matemáticas en domingo). Más o menos le quedó claro, pero decidió llevarse un silbato a su puesto callejero por si necesitaba mi ayuda.
 
 
Lo que no tuvo en cuenta es que en invierno no pasa gente por nuestra calle. sólo hay seis casas habitadas, así que imaginad el movimiento que tenemos por el vecindario… Al final, tomó la decisión de probar suerte otro día, pero en el pueblo.

3 Comentarios

  1. ¡Qué bueno! Me han encantado los precios que puso. Lástima que no pasara nadie por la calle; a ver si hay más suerte en el pueblo…
    Un beso.

  2. Es cierto, creo que todos hemos pasado por esa etapa comercial… jajaja

    Espera que crezca un poco y veras los negocios tan excentricos que se le van a ocurrir.

    Los míos fueron a negociar con la papelería del pueblo para que vendiera sus creaciones artesanales (fue un negocio ruinoso en lo economico pero muy bueno a nivel formativo). Luego pasaron a la cuestión culinaria… y "abrieron" una fabrica de patatas fritas por que según decían la gente gasta más dinero en comida que en los demás … tampoco sacaron ganancias… es que las patatas estaban demasiado buenas… jajajaja

    Desde la distancia mis mejores deseos para su espíritu emprendedor.
    Cariños inmensos,

  3. Que arte!!!!Que pena que no pusiera la tienda en Sevilla…yo le compraria seguro.Besos

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Aviso legal

Los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Laura Mascaró Rotger como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la gestión del alta a esta suscripción: boletín semanal gratuito con información, artículos, eventos y cursos.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de servicios de marketing por correo electrónico) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada fuera de la UE, pero acogidos al convenio de seguridad: escudo de privacidad “ Privacy Shield" entre UE y EEUU, garantizando la empresa de Mailchimp unos niveles de seguridad adecuados. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@lauramascaro.com así como el derecho a presentar una reclamación ante la autoridad competente.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.lauramascaro.com.

X