Cuento conjunto

Cuento conjunto

22/05/2013

Somos tantos los que educamos en casa en Madrid que es imposible coincidir todos en las actividades que organizamos así que Damián sugirió que hiciéramos un cuento conjunto. De este modo, habría una actividad en la que podrían participar todos los que quisieran sin tenernos que preocupar por las fechas y los horarios, pues cada uno escribiría en su casa y le mandaría el cuento por email al siguiente. El resultado ha sido un cuento de 13 páginas, con 6 dibujos, escrito por 4 niñas y 8 niños de entre 3 y 17 años de edad, de los cuales 3 están escolarizados. Os dejo aquí la primera parte, que es la que escribió Damián: LOS COMPAÑEROS DE VIAJE Un troll muy viejo y gruñón se paseaba por el bosque muy tranquilo y seguro. Cuando de pronto se encontró mirando hacia una planta que sostenía un castillo mágico. Y luego escuchó …

Somos tantos los que educamos en casa en Madrid que es imposible coincidir todos en las actividades que organizamos así que Damián sugirió que hiciéramos un cuento conjunto. De este modo, habría una actividad en la que podrían participar todos los que quisieran sin tenernos que preocupar por las fechas y los horarios, pues cada uno escribiría en su casa y le mandaría el cuento por email al siguiente.
El resultado ha sido un cuento de 13 páginas, con 6 dibujos, escrito por 4 niñas y 8 niños de entre 3 y 17 años de edad, de los cuales 3 están escolarizados.
Os dejo aquí la primera parte, que es la que escribió Damián:
LOS COMPAÑEROS DE VIAJE


Un troll muy viejo y gruñón se paseaba por el bosque muy tranquilo y seguro.
Cuando de pronto se encontró mirando hacia una planta que sostenía un castillo
mágico.

Y luego
escuchó sin rechistar a sus compañeros que le estaban buscando. Le estaban
buscando porque ellos huían de los cazadores de trolls. Así que huyeron todos
al castillo para esconderse, donde vivía un niño que tenía 120 perros.
Cuando el niño los vio, huyó de miedo a su habitación gigante donde se
encontraban veinte tortugas y cuarenta conejos. Los perros atacaron a los
trolls a mordiscos pero los trolls eran muy fuertes. Luego apareció el padre
del niño muy enfadado. Le dijo: “¿Qué hacen todos esos perros atacando a esos
trolls?”
Y el niño le dijo: “Han aparecido sin llamar”
Y su padre le contestó: “Ésa no es forma de tratar a la gente”
Y el niño gritó a su padre: “¡Coge a Puchi nuestro perro, que se va a lanzar
por la ventana!”

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies