Pensamiento lateral: el caso de los seis vasos

Pensamiento lateral: el caso de los seis vasos

29/03/2011

Le propuse a Damián un reto de pensamiento lateral y, para que le resultara más fácil, lo hicimos físicamennte: puse seis vasos en línea sobre la mesa. A los tres primeros, les puse agua. A los otros tres, no. Entonces le pedí que encontrara la manera de que, moviendo un sólo vaso, quedaran colocados de forma alterna (es decir lleno-vacío-lleno-vacío-lleno-vacío). Después de mucho pensar y de hacer alguna que otra prueba, ¡lo consiguió! (*Nota para curiosos: Damián tiene 6 años).

Le propuse a Damián un reto de pensamiento lateral y, para que le resultara más fácil, lo hicimos físicamennte: puse seis vasos en línea sobre la mesa. A los tres primeros, les puse agua. A los otros tres, no.

Entonces le pedí que encontrara la manera de que, moviendo un sólo vaso, quedaran colocados de forma alterna (es decir lleno-vacío-lleno-vacío-lleno-vacío). Después de mucho pensar y de hacer alguna que otra prueba, ¡lo consiguió! (*Nota para curiosos: Damián tiene 6 años).

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies