Travelschooling: Menorca talayótica

Travelschooling: Menorca talayótica

02/10/2013

Creo que no hay mejor forma de aprender historia que estudiándola sobre el terreno siempre que sea posible. Ahora que estamos en Menorca hemos aprovechado para visitar algunos asentamientos talayóticos. Primero fuimos al Poblado de Son Catlar, en la zona de poniente. Hoy en día es realmente fácil llegar porque está muy bien indicado. El poblado forma parte del Patrimonio Histórico de España y fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1931 y es uno de los más grandes que existen, con casi 4 hectáreas de superficie. En esta web puede realizarse una visita virtual al poblado: http://www.arqueoguia.com/soncatlar/ Entrada por las típicas barreras menorquinas de acebuche (éstas no son prehistóricas, obviamente) Hay un hipogeo (sala artificial de enterramiento); tres talayots (torres de vigilancia); el resto de una taula (monumento probablemente ceremonial cuya fecha de creación y cuya función realmente se desconocen); y la muralla de piedra. Una de las puertas de la muralla Talayot semi derruido Los …

Creo que no hay mejor forma de aprender historia que estudiándola sobre el terreno siempre que sea posible.
Ahora que estamos en Menorca hemos aprovechado para visitar algunos asentamientos talayóticos. Primero fuimos al Poblado de Son Catlar, en la zona de poniente. Hoy en día es realmente fácil llegar porque está muy bien indicado. El poblado forma parte del Patrimonio Histórico de España y fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1931 y es uno de los más grandes que existen, con casi 4 hectáreas de superficie. En esta web puede realizarse una visita virtual al poblado: http://www.arqueoguia.com/soncatlar/
Entrada por las típicas barreras menorquinas de acebuche
(éstas no son prehistóricas, obviamente)
Hay un hipogeo (sala artificial de enterramiento); tres talayots (torres de vigilancia); el resto de una taula (monumento probablemente ceremonial cuya fecha de creación y cuya función realmente se desconocen); y la muralla de piedra.
Una de las puertas de la muralla
Talayot semi derruido
Los niños tenían muchas ganas de ver una taula en buen estado, así que fuimos a Torretrencada, otro poblado prehistórico de la misma zona que estuvo habitado hasta el final de la época romana. 
La taula que hay ahí no es la más grande, pero al menos sigue en pie y entera después de más de 3000 años.
La sala hipóstila (despensa) estaba inundada,
probablemente por la falta de mantenimiento.
En ambos lugares la entrada es gratuita y hay carteles informativos.

Estas visitas han despertado en Damián un gran interés por la prehistoria y, muy especialmente, por las distintas edades en las que se divide. Pregunté en Facebook por libros y documentales adecuados para niños sobre el tema, así que en un próximo post recopilaré los que me han recomendado.

© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies