Literatura infantil y juvenil

24

Ene'18

Cuentos para aprender cada mes

Conocí a Sylvia hace mil años, virtualmente, cuando los blogs vivían su momento de gloria.

Leer Más

21

Mar'16

Qué leerle a un bebé

Lo hacemos por múltiples razones pero, quizás la más trivial, es que cuando tienes un bebé resulta difícil encontrar tiempo para leer. Para una misma quiero decir. Pero como el bebé, de momento, se conforma con estar en nuestros brazos y escuchar nuestra voz, el qué le leamos resulta irrelevante para él.

Leer Más

03

Dic'15

Leemos en voz alta

Víctor tiene 2 meses y medio y desde que nació le leo cuentos en voz alta. ¿Por qué leer en voz alta a un bebé?  Las ventajas son múltiples y ya hemos hablado de ellas en este blog. Porque favorece el desarrollo sensorial y sienta las bases para el aprendizaje de la comunicación al exponer al bebé a los sonidos, las palabras, la entonación y, más adelante, también a las imágenes y a la palabra escrita. Uno podría pensar que no tiene sentido leerle a un bebé de sólo dos meses porque éste no va a entender nada de la historia. Pero no se trata de comprender la historia. Se trata de introducirle en el aprendizaje del lenguaje y de pasar juntos un rato agradable pues, aunque no entienda lo que oye, sí es fácilmente reconocible si se encuentra a gusto o no. Leer en voz alta a un bebé …

Leer Más

19

Sep'14

Señor Dios, soy Anna

En mi perfil personal de Facebook me nominaron para que publicara el listado de 10 libros que han cambiado mi vida. Uno de ellos se titula «Señor Dios, soy Anna» y lo leí a los 8 años, justamente el curso que no fui al colegio. «Anna puede desarmar a cualquiera con sus interminables preguntas. Y conocerlas significa tener que volver a plantearse de nuevo todas esas interrogantes para las que creíamos tener ya respuesta.» «El enamoramiento de los números se marchitó un poco sin que, durante largo tiempo, llegara yo a saber por qué. Fue Charles quien me puso en la pista de la explicación. Charles era profesor en la misma escuela de la señorita Haynes, y la señorita Haynes enseñaba a sumar. Anna iba a la escuela de no muy buena gana y, como llegaría a saber después, no muy frecuentemente. En una de las clases de sumas, la …

Leer Más

25

Ago'14

Odio la escuela

El otro día dije en Facebook que había visto en una librería infantil el peor libro del mundo. Nadie acertó el título, no sé si porque no conocían el libro o si porque no les parece tan horroroso como me pareció a mi. La verdad es que el título llamó mi atención, como pueden comprender, y fui a abrirlo para ver el contenido. Consiste en un recopilatorio de las quejas de una niña que odia la escuela, con exageraciones, seres fantásticos y un tono un poco gore. Para que se hagan una idea: el director tiene una guillotina sobre su mesa (y una exposición de cabezas cortadas) y el profesor de gimnasia cuelga a sus alumnos en una horca. Investigué por internet y leí que la intención del libro es otorgar una perspectiva al problema del bullying y ayudar a aceptar la realidad. Por eso, la conclusión de la niña …

Leer Más

09

Mar'11

Elvis Karlsson (I)

No puede imaginarse la escuela. ¿Cómo será? Un montón de profesores y niños, todos mezclados. Así no debe ser posible hacer nada. … Eran solamente unas líneas cortas. Las miró un rato, pero no pudo descifrar nada porque no sabía leer. Se metió la libreta dentro de la chaqueta, metió las manos en los bolsillos y se alejó pensando muy seriamente sobre aquello. ¿Tendría que aprender a leer? ¿Cómo lo conseguiría, si aún no iba a la escuela? De pronto se paró en mitad de la calle, se le acababa de ocurrir que, después de todo, él sabía escribir. Y escribir y leer van juntos. Lo único que hay que hacer es saber lo que se escribe. Él sabía escribir su nombre completo. Lo escribió con el pie sobre la tierra: ELVIS KARLSSON. Lo miró y se puso a silbar. No era muy difícil imaginar lo que ponía allí. Al …

Leer Más

06

Feb'11

Estamos leyendo…

«Cuentos para jugar«, de Giani Rodari. Creo que el autor no necesita presentación, porque creo que todos leímos en su día «Cuentos para jugar» y/o «Cuentos por teléfono«. Para los que no conozcáis este libro, deciros que es probablemente uno de los más originales que se han escrito jamás. Incluye veinte cuentos muy imaginativos, con tintes surrealistas, y que tienen tres finales alternativos cada uno. El lector puede elegir el final que más le guste. El autor también ha elegido sus finales preferidos e indica los motivos que le han llevado a elegir uno u otro. Pero, a veces, nos divierte más inventar nuestro propio final. El cuento preferido de Damián se titula «Pinocho el astuto«. A mi me gusta más «La vuelta a la ciudad«.  Podéis leer este libro online, de forma gratuita y legal, siguiendo este enlace.   ¿Qué estáis leyendo vosotros?

Leer Más
© 2018 Laura Mascaró Rotger. Todos los derechos reservados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Aviso legal

Los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Laura Mascaró Rotger como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la gestión del alta a esta suscripción: boletín semanal gratuito con información, artículos, eventos y cursos.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de servicios de marketing por correo electrónico) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada fuera de la UE, pero acogidos al convenio de seguridad: escudo de privacidad “ Privacy Shield" entre UE y EEUU, garantizando la empresa de Mailchimp unos niveles de seguridad adecuados. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@lauramascaro.com así como el derecho a presentar una reclamación ante la autoridad competente.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.lauramascaro.com.

X